Catifes de Ciment. El mundo del azulejo hidráulico

La exposición itinerante Catifes de ciment. El mundo de la baldosa hidráulica llega en Esplugues. Esta muestra pone en valor la baldosa hidráulica muy vinculada a la arquitectura catalana.
Catifes de ciment es una exposición organizada por la Oficina de Patrimonio Cultural del Área de Presidencia de la Diputación de Barcelona, el Ayuntamiento de Sitges y el Consorcio del Patrimonio de Sitges.
Tras el éxito registrado en Sitges, y de varias paradas en el Maresme y Vallés, la muestra se podrá visitar en el Museo Can Tinturé de Esplugues hasta el 3 de abril.
Las piezas y los documentos que forman la exposición proceden del fondo de la colección particular de Jordi Griset (coleccionista de mosaico hidráulico) y de instituciones públicas y privadas.

Entre las piezas que forman parte de la muestra, destacan dos catálogos cedidos por el Arxiu Municipal d’Esplugues: CATÁLOGO Fábrica de Mosaicos Hidráulicos Bulet y Cia (1924) y CATÁLOGO Mosaicos E F Escofet y Cia, núm. 7 (1913). Este segundo fue restaurado especialmente para la ocasión.
La muestra hace un repaso cronológico en el mundo de la baldosa hidráulica desde los antecedentes cerámicos, pasando por losetas de las calles, y hasta la actualidad cuando algunas empresas de diseño de interiores han vuelto a apostar con fuerza por este tipo de pavimento.
El eje central de la muestra es el período de 1880 a 1930 cuando se desarrollaron los diseños más elaborados y complejos; y los mosaicos hidráulicos se convirtieron en el pavimento favorito para las casas modernistas y novecentistas.

Ámbito local: El azulejo hidráulico y Esplugues

En su parada en Esplugues la muestra incorpora un ámbito local en el que se explica la relación con el municipio:

En primer lugar, la relación con Pujol y Bausis que además de ser fábrica de baldosas cerámicas también fue distribuidor de baldosa hidráulica. Se conservan catálogos de Azulejos hidráulicas timbrados con la marca Pujol y Bausis, aunque nunca fueron diseñadores ni productores, que se pueden ver en la muestra.

En segundo lugar, el mismo edificio de Can Tinturé es protagonista, donde a pesar de la desaparición de los pasamanos y demás decoración original, se han mantenido los mosaicos hidráulicos de la época, es ejemplo inmejorable para ver y pisar alfombras de cemento en su ubicación original.

Información práctica

Del  28 de enero al 3 de abril de 2016.

This post is also available in: Catalán Inglés